Abra selección de idioma Open language selection Español Menú Buscar
Donar

La contaminación del aire interior

La contaminación del aire interior

La contaminación del aire interior es el término utilizado para describir la exposición a ciertas sustancias que se encuentran en viviendas, colegios, transporte y estaciones de metro. Se han detectado más de 900 compuestos en el aire interior y algunos contaminantes pueden estar 2-5 veces más concentrados en el interior que en el exterior de los edificios.

La contaminación del aire interior PDF Descargue nuestro infográfico para conocer los puntos clave sobre la contaminación del aire interior

ERS Este material es una versión resumida del Libro blanco europeo sobre enfermedades pulmonares, al que se puede acceder online

  • ¿Qué es?

    La contaminación del aire también se puede encontrar en el lugar de trabajo, pero los expertos suelen estudiarla por separado y se hace referencia a ella como peligros para la salud 'relacionados con el trabajo u ocupacionales'. 

    La contaminación del aire interior puede estar relacionada con diferentes fuentes:

    Actividad humana

    • Tabaco
    • Combustible para calefacción y cocinas
    • Materiales de limpieza 

    Edificios

    • Construcción deficiente
    • Ventilación deficiente 

    Alérgenos

    • Mascotas
    • Plantas
    • Polvo
    • Humedad
  • ¿Cuáles son los efectos negativos?

    Las personas pasamos cada día más tiempo en interiores; por esta razón, la calidad del aire interior puede tener un efecto importante sobre la salud.

    Materia particulada (MP)

    Son pequeñas partículas generadas principalmente por el humo del tabaco. Las investigaciones han demostrado que hasta el 50-90% del  total de la materia particulada en suspensión está generada por el humo del tabaco. Se sabe que causa asma y sibilancias, especialmente en niños. Las investigaciones muestran que se produce un incremento del 6-7 % en los síntomas y sibilancias durante la noche en los niños asmáticos por cada 10 μg.m3 de incremento en la MP interior2.5

    Los diferentes tipos de materia particulada se miden por su tamaño. Por ejemplo, PM10 indica materia particulada de hasta 10 micrómetros de tamaño.

    Los niveles de contaminación en el aire se miden por masa/volumen de emisión. La medida que se utiliza con más frecuencia es el número de microgramos de contaminación por metro cúbico. El símbolo correspondiente es: μg/m3

    Combustibles de biomasa

    Los combustibles de biomasa son emitidos por fuegos abiertos y cocinas. Aproximadamente el 50 % de la población utiliza combustibles de biomasa para la cocina, calefacción e iluminación, principalmente en los países menos desarrollados.

    Los combustibles de biomasa producen altos niveles de materia particulada y monóxido de carbono (CO).

    Las investigaciones sobre la carga de enfermedad de los diferentes riesgos indican que las muertes atribuibles a la contaminación del aire doméstico en 2010 por causa de combustibles sólidos llegaron a 3.546.399, lo que supone más del 50 % de los fallecimientos atribuibles a la contaminación del aire por materia particulada y ozono.

    También se sabe que los combustibles de biomasa son un factor de riesgo para las infecciones pulmonares, la EPOC, el asma, el cáncer de pulmón y, ocasionalmente, la tuberculosis (TB).

    Las investigaciones demuestran que, si se usan combustibles de biomasa en interiores existe:

    • Un riesgo 3,5 veces mayor de infecciones pulmonares graves en niños
    • Un riesgo 2,5 veces mayor de bronquitis crónica en mujeres
    • Un riesgo 2,8 veces mayor de EPOC
    • Un riesgo 2,3 veces mayor de bronquitis crónica en todos los adultos

    Óxido de nitrógeno (NO2)

    El óxido de nitrógeno en interiores está causado por las cocinas y calefacciones de gas. Se ha relacionado con sibilancias, dificultades respiratorias, opresión torácica y tos. Es difícil determinar el impacto del óxido de nitrógeno porque los  niveles de exposición varían dependiendo de los aparatos utilizados.

    Compuestos orgánicos volátiles (COV)

    Los compuestos orgánicos volátiles son generados a partir de productos químicos, como los desinfectantes, pesticidas, cosméticos, ambientadores y suelos de vinilo. Pueden causar muchas afecciones, desde ligeras irritaciones hasta enfermedades severas, como el cáncer.

    Los efectos de los compuestos orgánicos volátiles sobre la salud incluyen:

    • 11 veces más riesgo de bronquitis crónica con exposición al formaldehído, utilizado en materiales de construcción, como la madera prensada.
    • 17 % más riesgo de asma en niños para cada 10 mg/m3 de incremento en la concentración de formaldehído
    • Hasta 3,4 veces más riesgo de sibilancias persistentes por la exposición a plásticos

    Se considera que el riesgo de desarrollar asma aumenta 1,2-2,9 veces con la exposición a todos los compuestos orgánicos volátiles.

    Los compuestos orgánicos volátiles también están asociados con la reducción de la función pulmonar, el moqueo y las infecciones pulmonares en bebés y niños.

    Radón

    Aparece naturalmente en rocas, suelo, ladrillos y hormigón. Es la segunda causa de cáncer de pulmón, tras el tabaco. Las investigaciones han demostrado que los incrementos en los niveles de radón aumentan el riesgo de desarrollo de cáncer de pulmón.

    En Estados Unidos, cada año 2.100-2.900 casos de cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado se asocian a la exposición al radón. En el Reino Unido, se producen aproximadamente 1.100 muertes cada año por cáncer de pulmón asociado con el radón.

    Alérgenos

    Los alérgenos incluyen sustancias, por ejemplo, el polvo, que puede proceder de fuentes como alfombras, mascotas, roedores y plantas.

    Se cree que una exposición temprana o alta a algunos alérgenos, por ejemplo, los del gato, puede tener un efecto de protección contra el asma y la sibilancia. Sin embargo, otras investigaciones han asociado los alérgenos con el desarrollo del asma o alergias e incrementos en el riesgo de enfermedad en personas que ya son asmáticas. Se necesita más investigación para comprender las diferentes interacciones que pueden tener los alérgenos con el sistema inmune.

    Humedad y moho

    La humedad y el moho crecen en las paredes y pueden encontrarse en el mobiliario. Se considera que están presentes en el 10-50 % de las viviendas. Los mohos son una fuente de alérgenos y pueden incrementar el riesgo de problemas relacionados con el asma en un 30-50 %. También está relacionado con dificultades respiratorias, infecciones pulmonares, bronquitis y moqueo.

  • Carga

    • La contaminación del aire interior es el octavo factor de riesgo de enfermedades y se calcula que es responsable del 2,7 % de la carga global de enfermedad
    • Entre 1,5 y 2 millones de muertes al año podrían estar relacionadas con la contaminación del aire interior
    • Alrededor del 50 % de la población mundial (aproximadamente 3 mil millones de personas) está expuesta a la contaminación del aire interior de fuegos abiertos y cocinas que funcionan con madera
    • En Estados Unidos, 2.100-2.900 casos de cáncer de pulmón en no fumadores se asocian con la exposición al radón
  • Necesidades actuales y futuras

    Existen muchas medidas que se pueden aplicar para mejorar los problemas asociados con la contaminación del aire interior:

    • Cambiar las cocinas de madera por otras más eficientes, con menos contaminación
    • Mejor ventilación en viviendas y edificios escolares
    • Aparatos que limpian el aire, conocidos como purificadores
    • Sistemas de calefacción no contaminantes
    • Educación acerca de los alérgenos

    Los estudios han mostrado que la instalación de sistemas de calefacción no contaminantes en la vivienda de niños con asma puede reducir los síntomas de esa afección, el absentismo escolar y las visitas al médico o farmacéutico.